¿Invertir en basura? La apuesta del capital riesgo por la sostenibilidad

Durante los últimos cuatro años, el reciclaje ha sido una de las verticales más dinámicas en cuanto a operaciones M&A se refiere. Ya no sirve únicamente con reciclar, ahora hay que buscar darle otra vida al residuo y reincorporarlo en la cadena de valor.

El tratamiento de residuos (clasificación, recuperación y gestión final) es una actividad cada vez más atractiva a ojos de los inversores por diversos motivos que ponen en manifiesto el valor y relevancia de este sector. Destacamos la complejidad del tratamiento de los residuos, razón por la cual muchas industrias no tienen todavía una solución eficiente para el desecho generado en sus procesos o si la tienen, implica unos costes muy elevados. Otro factor determinante es la preocupación por tratar, reciclar o reutilizar dichas fracciones tanto por cuestiones medioambientales como por la posibilidad de recuperar materias primas que son clave en ciertos procesos productivos y que podrían abaratar costes en ciertas industrias en el caso de ser reutilizadas. Todos estos factores, se refuerzan con el endurecimiento de la normativa que rige la generación de desechos, acción cada vez más controlada por la Unión Europea.

La suma de todos estos principios despierta el interés tanto de fondos de capital riesgo, que buscan diversificar su portfolio y valoran el sector ante estas tendencias que fomentan su crecimiento, como de grupos industriales animados por ofrecer unos servicios de gestión de residuos más amplios. En el caso de grandes grupos ya especializados en el tratamiento de residuos como Valoriza o Veolia, una adquisición favorecería la consolidación sectorial ante la atomización que domina el mercado. Asimismo, otra justificación podría ser la búsqueda de tamaño (volumen de negocio, infraestructura a través de nuevas plantas de reciclaje, etc.) mediante crecimiento inorgánico. Destacan varios actores en ambos campos: por la parte financiera EQT, KKR, Macquarie, Ancala o fondos especializados como Energy Capital Partners han participado recurrentemente en operaciones dentro de este sector. Por la pata industrial, FCC o Urbaser han protagonizado varias adquisiciones durante los últimos ejercicios.

Según la base de datos de operaciones de Moody’s en 2022 se registraron más de 700 operaciones de M&A a escala internacional vinculadas a compañías proveedoras de servicios de gestión y tratamiento de residuos. Los múltiplos pactados varían dependiendo de los márgenes que pudiera dar el tratamiento de cada tipo de residuo. Según la información pública existente, los múltiplos más elevados suelen coincidir con compañías de tratamiento de residuos urbanos. A continuación, estarían las empresas encargadas del tratamiento de residuos industriales, dependiendo de las sinergias que pudieran ofrecer al inversor. Por último, encontraríamos aquellas que prestan servicios de recogida, transporte y mantenimiento de espacios públicos, donde la mano de obra es más intensa y los márgenes mucho más estrechos.

La compra de Urbaser por parte del fondo americano Platinum fue una de las compras más sonadas en 2021 dentro de la gestión de residuos. El fondo adquirió la compañía de servicios madrileña a Tianying por 3.450 millones de euros. En 2022, una de las operaciones destacadas fue la venta de Biffa, compañía líder en UK en gestión residual. El grupo francés Societe Generale, desde el lado de la venta, y Energy Capital Partners como comprador firmaron la operación por un enterprise value de 2.270 millones de euros.

En España, Urbaser se desprendió de sus participaciones en la castellonense Reciclados Palancia Belcaire, cediendo su porcentaje a grupo Mosaic, controlado por el grupo Simetría y el fondo valenciano Atitlan. Por su parte, Repsol se convirtió en accionista estratégico de la compañía de gestión y valorización de residuos Acteco con la adquisición de una participación minoritaria del 27%. Además, la sociedad Gestán Conteco, la mayor empresa privada de Galicia especializada en la gestión y transporte de residuos industriales, principalmente de la construcción y demolición, es el resultado de la fusión de las dos compañías, que desde finales del 2019 operan unidas y lideran ese segmento de actividad.

Related Posts

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies